Posteado por: Alvarolopez50 | mayo 5, 2009

Un saludo de Beatriz Paredes

Te saludo con afecto.

Beatriz Paredes Rangel

Beatriz Paredes Rangel


Días extraños los que nos toca vivir; pero días para revalorar lo que la vida cotidiana nos regala ordinariamente y que no percibimos a fuerza de la rutina: el valor de las palabras, dirigir un saludo que es desearte salud, hoy más que nunca. Anhelar el abrazo, el beso, el buen apretón de manos con el que nos demostramos simpatía aún en situaciones casuales, manera de ser muy mexicana, la de la proximidad. Los días de esa demostración de afecto hacia la amistad, la fraternidad, el amor de pareja, hacia los hijos, entre hermanos y hermanas, volverán con todo vigor y contundencia después de su forzada ausencia, precisamente debido a ella, aguardemos con confianza.

Razones tenemos para sentir que los días son aciagos, para estar consternados frente a hechos que difícilmente comprendemos. Sin embargo, lo que predomina por las calles semi transitadas, en el encuentro de miradas azoradas, es la solidaridad, el sabernos dando todas y todos la misma batalla.  Nos cuidamos, cuidamos a los nuestros, nos resguardamos, y acatamos las restricciones sanitarias por nuestro bien y el de la comunidad.  Son días en los que nuestro ser colectivo se manifiesta una vez más ante la necesidad, con la responsabilidad, con la disponibilidad frente a los otros, incluso con el sacrificio para quienes ven mermados sus ingresos con la restricción sanitaria.  Son días de remitirnos a nuestra fragilidad humana, de ser todos iguales y de reencontrarnos con la humildad.

Tiempo de voltear a vernos; de sabernos un todo; lecciones de solidaridad, de civilidad, de sanidad, de disciplina nos van a quedar después de estos días que más pronto que tarde serán recuerdo.  Al cabo seremos indudablemente mejores.

Te quiero manifestar que en estos aconteceres, comprendo el agobio que sientes, porque yo estoy inmersa también en la misma atmósfera, nadie tiene derecho a sustraerse, nadie tiene posibilidad de hacerlo.

Es éste un saludo de acompañamiento, para decirte que no estamos solos, estamos todos juntos.

Desde esta Ciudad de México, amenazada, pero firme desde el resguardo del hogar, en el transitar con tapabocas, en el encuentro de miradas, estamos, está contigo deseándote salud con todos los tuyos, tu compañera

Beatriz Paredes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: