Posteado por: Alvarolopez50 | mayo 13, 2009

Ernesto Sánchez Proal… “El Síndrome de China”

Para comprender mejor el concepto CHINA, es obligado hacer referencia a Ernesto Sánchez Proal, ejecutivo Tapatío, que expone en los editoriales de MURAL (Grupo Reforma) el 13 de Mayo una interesante reflexión… he aquí la nota que nos permite burlar cómodamente el acceso reestringido a la información de dicha casa editora.

Ernesto Sánchez Proal / El síndrome de China

Ernesto Sánchez Proal JABIL
Ernesto Sánchez Proal

(13 mayo 2009).- La semana pasada organismos empresariales de Jalisco propusieron no comprar productos chinos, en algo que fue reportado como un requerimiento de “boicot” comercial.

Las razones expuestas tienen que ver más con una represalia a acciones discriminatorias cometidas en contra de connacionales en territorio chino, que a una estrategia comercial de largo plazo; en todo caso, sería una excelente oportunidad para establecer una barrera no arancelaria que proteja a la producción local.

No están solos, cada vez son más las voces que piden medidas de protección a la economía nacional.

Es entendible la tentación del proteccionismo: el empleo ha caído un 18 por ciento en el último año en los Estados Unidos, cuyos ciudadanos habían sido los consumidores mundiales por excelencia. El comercio global se ha contraído al menos un 14 por ciento en el último año, una caída que no se había registrado desde que se elabora la estadística al respecto.

En México se han perdido 370 mil empleos y la inflación sube impulsada por la depreciación de la moneda. Según datos del Banco de México, el empleo a nivel nacional cayó 2.3 por ciento y el último dato de inflación anual es 6.27 por ciento; fuentes internas del mismo banco confirman que el escenario actual en la economía global es algo que “no habíamos visto desde finales de la segunda guerra mundial”.

La baja en la producción y por lo tanto en los empleos provoca que ahora mucha gente se oponga a que en su propio mercado se vendan productos hechos con el trabajo de alguien desconocido, al otro lado del mundo.

En medio de este escenario tan negativo, es necesario también señalar que existen algunas señales positivas como la recuperación reciente de las bolsas de valores y la tendencia decreciente de la tasa Libor (que refleja el costo de los préstamos entre algunos de los bancos más grandes y serios del mundo). Sin embargo esos datos no cambian los ánimos de las autoridades en el mundo. A pesar del discurso anti-proteccionista del Presidente Barack Obama, la política de “Buy America” sigue adelante y desde Canadá hasta la India los productores locales se quejan de los efectos negativos, las cancelaciones de órdenes por parte de los clientes en EU se incrementan.

Más que una posición ideológica o un refugio temporal de competitividad, es necesario analizar la realidad de las cadenas de suministro y el impacto a los consumidores si volvemos a políticas proteccionistas. Una cadena productiva, al igual que una cadena alimenticia, no puede romperse arbitrariamente. La afectación al ecosistema es muy grave y pudiera ser fatal. Tomemos como ejemplo a la industria electrónica en Jalisco, misma que de acuerdo a datos oficiales confirmados por el mismo sector productivo a través de la Cadelec, es responsable de dos terceras partes de las exportaciones del Estado, con más de $17 mil millones de dólares en el 2008. El porcentaje de contenido chino de un producto en términos de costo es, en el mejor de los casos, al menos 50 por ciento y pudiera llegar arriba del 80 por ciento. Los márgenes de utilidad con los que opera esta industria son de un dígito, y un dígito pequeño: la competencia de países como la India, Vietnam, Ucrania, entre otros (nótese que no se menciona a “los malos” de la novela) posiciona en ese nivel a la rentabilidad de esta industria multimillonaria. Es decir, los proyectos se ganan y se pierden por un punto porcentual en costo total de adquisición; por otro lado, nuestra posición geográfica nos da una ventaja de uno a dos puntos por el costo de flete, y eso es todo.

Para no imaginar el caso extremo de una restricción a las importaciones de China, supongamos que éstas se gravan con un 10 por ciento: en el mejor de los casos esto afectaría en 5 por ciento al costo de la producción, esto es, aún con la ventaja de un 2 por ciento derivada de nuestra posición geográfica, el arancel inclinaría la balanza a favor de la manufactura fuera de México, en otra región del mundo. ¿El tiempo de transferencia? En esta industria de altísima eficiencia, en ocho a doce semanas puede realizarse una transferencia exitosa de un proyecto de manufactura al otro lado del mundo. El impacto de la migración: localmente, 70 mil familias dependen de esta industria. La realidad: la industria permanece en competencia abierta, el desarrollo de sus habilidades ha sido impulsado precisamente por esa apertura global.

Aquí cabe señalar si una buena propuesta de nuestro gobierno en Jalisco se centrara en ofrecer al mismo Ernesto Sánchez, la posibilidad de operar no solo Jabil, sino la SEPROE complete..¿No cree Ud? saludos a.lópez

Anuncios

Responses

  1. Quisiera invitar como ponente a Ernesto Sánchez a un Coloquio sobre Crisis Económica y Ambiental, dónde puedo contactarlo?
    Gracias, Maite Cortés


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: