Posteado por: Alvarolopez50 | octubre 27, 2009

Los Líderes… derecho de réplica.

Derecho de réplica para el Padre Armando González Escoto a su artículo del pasado 25 de Octubre en los editoriales de El Informador en Guadalajara.

Los Líderes

Una de las carencias que más deplora la sociedad actual, es la falta de líderes. Líderes hay en cada esquina… líderes con carisma, criterio, independencia, visionarios esos no abundan. El término ha sido tan manoseado, que su sentido oscila de lo positivo a lo peyorativo, sin obstrucción alguna. No obstante, la carencia sigue siendo real, y si para hablar de liderazgo se hace inmediatamente necesario adjudicarle un adjetivo, señal de que la palabra en sí misma ya no expresa solamente una función positiva, por lo mismo hay que añadirle honesto, auténtico, leal, honrado, desinteresado, creativo y un largo etcétera que revela por oposición el tipo de líderes que hemos tenido. Verdad que si tenemos líderes…

Ciertamente todo líder persigue un objetivo, en función de esa finalidad podemos clasificar todo liderazgo en cuatro categorías: 1).- el que solamente busca su propio interés: dinero, poder, autocomplacencia, prestigio, perpetuidad; 2).- el que busca el triunfo de una causa: política, cultural, social, educativa; 3).- el que busca el reconocimiento de una determinada verdad: científica, ideológica, religiosa, filosófica; 4).- el que se empeña en lograr un bien general para la mayor cantidad de personas por el tiempo más amplio que sea posible: salud, justicia, protección, recreación, sobrevivencia, progreso. Existen muchos más líderes, los hay de opinión, los hay de acción, los hay en el cielo y en el infierno, existe uno en cada jefe de familia, en cada municipio, estado y país… los hay en la escuela, en el deporte, en las artes, en todos y cada uno de los rincones donde la raza humana tiene precencia.

Al primer tipo pertenecen todos los tiranos que en el mundo han sido y siguen siendo; los dictadores suelen conjugar el primero con el segundo tipo en proporciones variables, aunque a esta segunda categoría pertenecen en general los funcionarios públicos. Al tercer tipo pertenecen los divulgadores del saber, y al cuarto los estadistas. ¿Y los políticos mexicanos? Punto y a parte

Por políticos mexicanos solemos entender a personas, hombres y mujeres interesados en vivir de la administración pública, sin que ello los convierta necesariamente en tiranos o dictadores, mucho menos en estadistas. Remoras de un sistema que les permite acceder al presupuesto (impuesto o deuda)

Guiados por los beneficios económicos y de prestigio que el cargo representa, se ponen en manos de la maquinaria partidista que los maneja, a tenor de sus capacidades o de su sola apariencia, para que la tiranía del partido se mantenga. No hay tiranía en los Partidos Políticos este sentimiento es solo de los titulares de las organizaciones que emanan de la misma sociedad donde estamos inmersos. En este juego las múltiples causas o verdades, así como el bien general, acaban siendo solamente mercadotecnia publicitaria. don Armando lo suyo es la filosofía, la historia, la academia y el magisterio, pero la mercadotecnia no. En la actualidad no hay marketing político, ya que este se sustenta en propuestas y compromisos “los cuales no existen” hay exhibición y marca, hay exposición y MEDIOS. Hay imagen, no hay sustento, hay fachada no hay cimiento.

Buena parte de nuestros políticos juegan entonces a ser líderes, No juegan, son los líderes, ojala fuera juego… se lo toman en serio. ubicándose habitualmente en la primera categoría, la única que toman en serio, de ella se adueñan y hacen hasta lo imposible por perpetuarse en ese complejo mundo de trapecios estatales, municipales y federales. Se denomina Condición Humana, presente en todos los años de la historia que Ud. conoce a la perfección.

Seducidos por todo cuanto trae aparejado el poder y el dinero, no buscarán otra meta que mantenerse en el mando, por cuanto medio válido o inválido se les ofrezca, comenzando por la eliminación de los posibles y hasta imposibles oponentes; toda persona casada con el poder se vuelve más o menos paranoica. OK… “El poderoso existe hasta que el debil lo elimina”

Este empeño incluye borrar los rastros de su pasado, faena que se ha vuelto cada vez más fácil, porque en realidad no han hecho nada, ni bueno ni malo, sólo mantenerse en el cargo, No don Armando si hacen y mucho, pero no en favor de la sociedad ni de la calidad de vida de los Gobernados, o de la feligresía, o del alumnado, o de la célula mas sencilla de nuestra sociedad “La Familia” obviando con impresionante estoicismo la crítica de sus opositores, entre los cuales debe figurar la sociedad entera, rehén de lo que acaso ella misma ha producido, o por lo menos tolerado. No olvidemos que la decadencia y corrupción de los líderes provoca revoluciones. Para allá vamos con paso firma, sólido y constante…. solo que los liderazgos no sonen muchos casos EL PODER DE FACTO, en los líderes se esconden muchos más contextos y escenarios de los que se ven…

Este tema hay que referenciarlo con el artículo de Ana María Salazar que se exhibió tambien en el Informador hace unos meses y que aquí referimos nuevamente.

Don Armando Liderazgos como los que ejerce Don Juan Sandoval Íñiguez, que a su vez en cadena de mando tiene a Monseñor Alonso Velasco y que no permiten que personajes como Ud. hicieran un muy buen papel como rectores de una UNIVERSIDAD que crece en otros espacios pero que aquí a demeritado su imagen, su impacto y su calidad competitiva… un saludo Alvaro López

ARMANDO GONZÁLEZ ESCOTO / Licenciado en Historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: