Posteado por: Alvarolopez50 | diciembre 10, 2009

Los Mandamientos de la Ley de….. Un transporte PÚBLICO

Si hay algo increíble… es la calidad del transporte público en México… Los usuarios como siempre y como en todo, nos hemos dejado siempre, Los marginados de un servicio que lejos de ser un satisfactor es un depredador de nuestra vida en todos los aspectos.

Este es uno de los mejores trabajos de análisis y retrospección, que lejos de ser una sátira muestra una lastimosa realidad que gracias a dios está tomando nuevos rumbos.

La experiencia y la aventura....

Los Mandamientos de la Ley del Transporte en GDL.

Estos no son 10, ni tampoco 20… son como 100

  • Usaras el trasporte público que se te ofrece
  • Pagarás la tarifa que se impone
  • No podrás reclamar calidad ni servicio
  • Por supuesto que eres usuario más no dueño
  • Eres responsable de tu persona
  • Tu seguridad depende de ti mismo
  • Si eres minusválido contrata un taxi
  • Si eres mujer aprende defensa personal
  • Si eres mayor de edad agárrate de los tubos
  • Aprende por donde pasa la ruta e informa a los demás
  • El chofer es víctima de la empresa “compréndelo”
  • Si no te gusta, camina
  • Si te gusta la aventura Bienvenido
  • Si pretendes dejar sugerencias escribe a los periódicos
  • Si encuentras a un funcionario en el servicio adóptalo
  • Guarda tu boleto es seguro que no hay seguro
  • Si eres estudiante trabaja y compra un auto
  • Si eres Médico está dispuesto a ejercer en cualquier momento
  • Si eres Abogado es seguro que tienes automóvil
  • Si eres turista, por favor guarda la experiencia
  • Si quieres un mejor sistema de transporte viaja a USA
  • Viaja confesado, amparado y sonríe… siempre sonríe

Un click en cada imágen para acceder a un Videoclip.

No hay que dormirse en los camiones

Para ampliar esta imágen da un click en la misma

Los Mandamientos del Usuario de Transporte Publico.... CLICK

Ver edición de ICONO GDL No. 22

Anuncios

Responses

  1. * Entre veras y bromas por Jaime García Elías

    Las rutas han sido trazadas a la conveniencia de los concesionarios
    Si hubiera que retratar de cuerpo entero el funcionamiento del transporte urbano en la Zona Metropolitana de Guadalajara con una sola palabra, muy probablemente la palabra a la medida fuera ésta: anarquía.

    —II—

    Una acepción de anarquía es ésta: “Desorden, confusión, por ausencia o flaqueza de la autoridad pública”; sus sinónimos: desgobierno, desorden, caos.

    Ocasionalmente se han emprendido, con más o menos estridencia, algunas “acciones” —así se les dice en ciertos sectores a las pataletas— orientadas, principalmente, a reducir el número de víctimas en los accidentes en que participan unidades del transporte público… Se llevan estadísticas. Se elaboran, por años, cuadros comparativos, sin reparar en que, como decían Don Juan Tenorio y Don Luis Mejía, al alimón, en uno de sus diálogos, “Contar los muertos… matar es”. Se tilda a los conductores de los autobuses urbanos, genéricamente, como si todos estuvieran cortados con la misma tijera, o como si siempre fueran ellos —y no las víctimas— los culpables de las desgracias que protagonizan, con motes ofensivos… y, además, poco imaginativos. Se realizan marchas para “exigir” a la autoridad que tome medidas concretas que reduzcan de manera significativa el saldo rojo de tales percances…

    Todo, a la postre, es inútil. Tanto las autoridades como los concesionarios del servicio de transporte público se significan por su tibieza. Hacer llamados y dar cursos, con la sana intención de que los choferes “tengan más conciencia”, sin modificar los sistemas operativos en materia de salarios y comisiones por boletos vendidos, por una parte, y tiempos de recorrido, por el otro, no pasan de ser paños calientes.

    —III—

    La anarquía es sistemática, evidente y absoluta. Las rutas han sido trazadas a la conveniencia de los concesionarios. Las velocidades en los recorridos dependen exclusivamente de la premura o la pachorra de los conductores. La falta de respeto a pasajeros, personas discapacitadas o de la tercera edad, beneficiarios de los “transvales”, a los reglamentos de tránsito y a las paradas oficiales, ante la pasividad escandalosa de los agentes, son el pan de cada día.

    De hecho, queda la convicción de que si la cifra oficial de muertes —suicidios por temeridad muchas de ellas— a causa de los accidentes en que interviene el transporte público no es mayor, es porque la Virgen de Zapopan se ha convertido en defensora jurada de los peatones, por su propia iniciativa: sin que nadie se lo pidiera… y sin que nadie se lo reconozca.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: