Posteado por: Alvarolopez50 | junio 11, 2011

Ahora el punto de vista de JJ Covarrubias

En temas de democracia, de términos de participación ciudadana me topo con José de Jesús Covarrubias Dueñas, magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (aun no se que es esta institución) pero el Magistrado nos pone una revolcada en términos de una real y ausente participación ciudadana en todos los niveles…. he aquí una referencia publicada hace unos días en un diario local de mis cuates.

Apela el magistrado Jesús Covarrubias a una ciudadanía exigente y participativa 

La Sala Regional del Tribunal “es permanente” por lo que está a disposición de todos los jaliscienses. ARCHIVO A.GARCÍA

  • José de Jesús Covarrubias Dueñas, llamó a la ciudadanía a participar “y exigir” a las autoridades de todos los niveles

La Sala Regional del Tribunal está a disposición de los ciudadanos para solicitar la defensa de sus derechos político-electorales

GUADALAJARA, JALISCO.- El magistrado presidente de la Sala Regional del Tribunal Electoral delPoder Judicial de la Federación, José de Jesús Covarrubias Dueñas, llamó a la ciudadanía a participar “y exigir” a las autoridades de todos los niveles, “no solo mediante el voto el día de la elección; es importante la participación de todos, haciendo llegar a las autoridades legislativas, ejecutiva y del Poder Judicial, sus sugerencias y demandas”.

El magistrado recordó también a la ciudadanía que desde el pasado 30 de agosto, la Sala Regional del Tribunal “es permanente” por lo que está a disposición de todos los jaliscienses y ciudadanos de otras siete entidades federativas para que soliciten defensa de sus derechos político electorales.
Covarrubias Dueñas citó que mientras en otros procesos electorales, luego de comenzar oficialmente el periodo electoral, no se recibía ningún juicio en defensa de los derechos político electorales o cualquier asunto de carácter judicial que fuese competencia de esta Sala, “actualmente ya tenemos 29 juicios y 20 despachos de la Sala Superior del Tribunal, además de 10 impugnaciones más en trámite (…), evidentemente la dinámica de trabajo va a aumentar, pero queremos que la ciudadanía esté consciente de que cuenta con esta Sala Regional para defender sus derechos”.

La Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es la autoridad competente en la Primera Circunscripción Plurinominal y tiene jurisdicción sobre ocho estados: Jalisco, Baja California y Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango y Nayarit. Está integrada con tres magistrados: el mismo Jesús Covarrubias, Noé Corzo Corral y Jacinto Silva Rodríguez.

México merece un mejor gobierno

El magistrado Covarrubias Dueñas explicó sobre la nueva tarea para la Sala que preside: “Todo esto viene de una reforma en materia electoral en 2007 y 2008. Como producto de esta reforma, la magistratura de esta Sala Regional ya es permanente, y esta presidencia ya es por tres años. El proceso electoral inicia con el mes de octubre previo a la elección y concluye cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación emite la última resolución sobre impugnaciones que se hayan hecho a ese proceso electoral.

“La ciudadanía parece que no se da cuenta —del comienzo del proceso electoral—, pero es importante ver cómo está nuestra credencial de elector para votar, si está actualizada; los jóvenes, que son millones lo que cumplen 18 años en el tramo de octubre de 2008 a junio de 2009, pues es importante que completen su proceso de fotocredencialización en el IFE, en el Registro Federal de Electores, y que saquen su credencial.

“Todo esto es importante que sea conocido de la ciudadanía. Las precampañas, las campañas; quiénes van a ser los candidatos; el financiamiento y sus límites; que los precandidatos y los candidatos deben observar la Constitución y la ley. Que los partidos políticos deben actuar conforme a Derecho… todo eso es muy importante porque estamos por decidir la integración del Congreso federal. El Congreso, a partir de 2009, va ser un órgano que va a tomar decisiones muy importantes. Cuestionado, frente a su llamado a la participación ciudadana en el ámbito electoral, sobre los nuevos fenómenos políticos y la evidente desacreditación del Poder Legislativo (estatal y federal), el magistrado anotó: “Hay un francés, Joseph de Maistre, quien dice que los pueblos tienen el gobierno que se merecen… yo pienso que nuestro pueblo merece algo mejor. Pienso que México y los jaliscienses, merecemos siempre algo mejor, pero para eso hay que luchar, para eso hay que prepararnos y formarnos.

EL INFORMADOR • J. RANGEL

Anuncios

Responses

  1. Política y educación
    José de Jesús Covarrubias Dueñas
    Por José De Jesús Covarrubias Dueñas
    Magistrado (TEPJF).

    El gran Platón, comentó en “La República o de lo Justo”, cómo debía ser un gobernante y señalaba que los mejores dirigentes no nacían, que era menester hacerlos, formarlos y realizar los procesos sociales, a partir del Estado para crear las clases dirigentes, que de preferencia, fueran aristócratas intelectuales.

    Después, el excelso Aristóteles, señaló, siguiendo a Platón, en su obra “Política”, que existían formas de gobierno que miraban hacia el bienestar general y otras cuyos dirigentes administraban la República para su beneficio, por tanto, eran demagogos, tiranos u oligarcas.

    Por tanto, quienes gobiernan para toda la raza, “polis” o ciudad, son los buenos líderes positivos, pero, señalaba el griego, que dichos dirigentes, para poder señalar que tenían tal calidad, debían preocuparse y ocuparse de satisfacer las necesidades de la raza; de manera especial, del alimento, la vivienda y vestido y las cuestiones del “espíritu” o “psique”, que se refieren a la educación y cultura.

    Así, las grandes naciones del planeta, se han edificado sobre los procesos de enseñanza, aprendizaje en cuanto a valores, principios, intereses propios, conocimientos, tradiciones, y en general las experiencias acumuladas preservadas en sus acervos históricos o científicos y se van transmitiendo y perfeccionando de generación en generación.

    De ahí que el día de hoy podamos apreciar los portentos de las pirámides de Teotihuacan, de Chichen Itzá o las aportaciones de los toltecas, zapotecas y demás comunidades antiguas de México así como la Gran Muralla China, las pirámides de Egipto y demás maravillas que han sido construidas por grandes culturas.

    Para concebir porqué se realizaron dichas construcciones, es evidente que dichas agrupaciones humanas, tenían una organización política y social, un proyecto propio y sobre sus valores e intereses, edificaron lo que para ellos constituyó lo más valioso y así lo hicieron.

    Para ello, además de contar con grandes líderes, tuvieron que compartir dichos ideales con su pueblo y “socializar” dichas ideas con la masa, para moverla en un determinado sentido; lo mismo que las clases dirigentes, las cuales había que cultivar en una determinada dirección.

    Este proceso se llama educación, la educación es un fenómeno social de transmisión de conocimientos, valores, habilidades, prácticas y todo un bagaje cultural dentro de un contexto histórico determinado que se pretende inculcar al educando para desarrollar, de manera armónica e integral todas sus facultades y poder proyectar los ideales de dichas agrupaciones humanas a las nuevas generaciones.

    En México, con los aztecas, la educación era para todos, sea en el “Calmecac” o en el “Tellpochacalli”; en el primero acudían las clases poderosas y en el segundo todos los hijos del pueblo.

    Cuando se realizó la Conquista de México, la educación era para unos cuantos, existía el monopolio educativo y de manera especial, para los españoles y criollos y sólo para los varones, lo cual duró más de 300 años.

    Lo anterior, en virtud a que en el siglo XIX, la educación se interrumpió por las constantes guerras y pocos centros educativos pudieron formar a personas y ciudadanos; por tanto, fueron muy pocos los mexicanos ilustrados durante el siglo XIX y el inicio del XX, apenas se acaba de celebrar la primer centuria de la UNAM y la Universidad de Guadalajara se refundó apenas el 12 de octubre de 1925, estamos a pocos días de su celebración.

    Los ideales de José María Valentín Gómez Farías y de Pablo Benito Juárez García eran los de lograr la separación del Estado en cuanto a la educación laica o ajena a cualquier dogma religioso, lo cual no se ha logrado hasta la fecha en los términos de libertad de cultos, de ciencia, tecnología y sobre todo, de educación.

    Después, con el advenimiento de la Revolución Mexicana de 1910, los ideales eran que desapareciera el monopolio educativo y que el Estado atendiera todas las demandas de educación en el país, desde la básica hasta la superior.

    Dichas metas, en los contextos del Bicentenario por las luchas para la Independencia de México, los 150 años de separar al Estado Mexicanos de las Iglesias y del Centenario de la Revolución, cuyos propósitos son de democracia y justicia social.

    Todos estos ideales no los lograremos jamás si no tenemos un proyecto común, políticos con ideales y un pueblo que los asuma, lo cual, sólo se podrá lograr con un proceso social y educativo que nos involucre a todos, para que los mexicanos nos podamos ver como hermanos, con aspiraciones comunes, identidad afín y poder lograr trabajar en equipo; así, no podemos ni debemos escatimar los gastos en educación que es uno de los primeros fines de todo buen gobierno.

  2. La familia y la formación cívica
    Legislativo | Familia
    Por José de Jesús Covarrubias Dueñas

    En el mes de marzo, en nuestra noble y leal ciudad de Guadalajara, se conformó, de manera oficial, “El Colegio de Abogados Especialistas en Derecho Familiar del Estado de Jalisco, A.C.”, en la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

    Como Miembro Honorario, estuvo el señor ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José de Jesús Gudiño Pelayo, jurista jalisciense notable, quien además, dictó un conferencia magistral sobre el tema de la familia en México, para la cual, desarrolló aportaciones de Sociología Jurídica.

    Dicho gremio lo integran destacados abogados de Jalisco, con estudio de postgrado y que forman parte del Poder Judicial de la Federación, del Estado de Jalisco, profesores universitarios de distintas Instituciones de Educación Superior y en general, profesionistas que pretenden mejorar la sociedad que tenemos a partir de que se aplique en forma correcta el Derecho Familiar.

    Como es sabido, nuestra Norma Rectora señala que es obligación de los padres de familia, del Estado y los gobernantes y de todos los sectores de nuestra sociedad, el público, el privado y social, el cuidado de los niños, los cuales deben ser alimentados, vestidos, dotados de medicinas en caso de que las requieran, y de vivienda. Si todo lo anterior se realiza con amor, mejor.

    Otro aspecto que comprenden las obligaciones de la sociedad para con la niñez, es la de educarlos, el Artículo Tercero Constitucional, señala que la educación en México, tenderá a desarrollar, de manera armónica e integral, todas las capacidades del ser humano, que deberá fomentar el amor a la Patria, en la solidaridad internacional y en la justicia.

    Lo anterior también implica que eduquemos en la democracia nacionalista, entendida como un sistema de vida caracterizado por el constante mejoramiento económico, político, cultural y social de nuestra gente; para lograr un desarrollo en todos los aspectos del país, aprovechando de manera adecuada nuestros recursos humanos y materiales, que nos permitan ser una Nación autosuficiente en todos los órdenes.

    Ése es el proyecto y en esa tarea estamos, esperamos que todas las personas que deseen sumarse a la misma lo hagan, cualquier momento es bueno y si cumplen sus deberes con sus hijos, estamos avanzando.

  3. Necesidad de reinventar la administración pública
    José de Jesús Covarrubias Dueñas

    La Administración Pública (AP) en México se ha caracterizado por no resolver las necesidades y los problemas de nuestro pueblo; hasta el momento, ha ido a la zaga de las cuestiones que se presentan, como por ejemplo, el caso de las inundaciones en el país.

    Cuando iniciamos las luchas por la Independencia, hacia 1808–1810 y se logró la firma de los Tratados de Córdova, en Veracruz, durante 1821; los españoles acordaron irse y así fue; todo el aparato político administrativo que había durante la Colonia, se marchó.

    Así, cuando nos independizamos de España, la clase política mexicana emergente, no conocía de los asuntos de la AP, su preparación, en general no era buena, pocos letrados había, sin experiencia política y administrativa.

    Por tanto, si analizamos la estructura política y administrativa del país desde hace 200 años, nos daremos cuenta que se trataron de copiar los modelos de la Colonia y de la Constitución de Cádiz de 1812, sobre todo, las administraciones centralistas e imperialistas que tuvimos.

    Las administraciones federales, si bien es cierto que cambiaron los Estados por la Provincias o los Departamentos, lo claro es que no han logrado cambiar la cultura centralista que priva en el país, ya que desde “chilangópolis” se maneja casi todo, pero mal, con detrimento de las partes, que son las generadoras de la riqueza y del poco desarrollo de nuestro pueblo.

    Otro elemento funesto que debemos agregar al poco avance de nuestra AP, es el hecho de las pugnas que tuvieron los liberales contra los conservadores, ya que la inestabilidad era mayúscula; desde 1824, cuando ingresó el primer Presidente Constitucional de la República, José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix o Guadalupe Victoria, hasta el ingreso de José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, el promedio de estancia en el poder en México era poco superior a los cinco meses.

    Lo anterior significa que los gobiernos en México, desde 1808 hasta 1880, no tuvieron inestabilidad, lo cual tiene relación directa con el establecimiento forzoso de una dictadura desde 1877 hasta 1910, con el período de 1880 a 1884 que tuvo el “manco”, Manuel González, compadre de don Porfirio.

    La “paz porfiriana” o el poder a la fuerza, sin cambios en la AP y en los demás poderes formales; permitió una continuidad en la explotación del pueblo, la construcción de más de 20 mil kilómetros de vías ferroviarias hacia los EUA; generación de riqueza pero para los extranjeros y con los conocimientos de Benito Pablo Juárez García y Gabino Barreda, una clase política ilustrada, poca, no numerosa, pero culta y sin experiencia política, porque Porfirio señalaba que “poca política y mucha administración, pero la política es mía”, así, no formó cuadros para la AP.

    De ahí las figuras de Madero, Pino Suárez, Flores Magón, Sarabia, Luis Manuel Rojas, Jara, Múgica, Cravioto, Belisario Domínguez, Felipe Ángeles, Aquiles Serdán y demás cerebros y talentos que la dictadura y sus efectos, marginaron o mataron, por lo que no se aprovecharon en toda su magnitud.

    Al darse la Revolución de México de 1910 y como consecuencia, la Constitución vigente de 1917, se comenzó la reingeniería de la AP, pero revolucionaria, con intentos de reivindicaciones sociales como la Secretaría de Salud, Reforma Agraria, Trabajo y Previsión Social (IMSS, ISSSTE), la Universidad Pública (UNAM, U. de G.), Educación Pública y demás áreas de impacto económico y social, fines primordiales de la Revolución de México.

    Desde la Revolución a la fecha, han funcionado 19 AP federales, las cuales, en lo general, su estructura ha sido casi la misma; no hemos tenido una inventiva al respecto, lo cual es muy delicado. Además, el “Sistema de Planeación Nacional”, no ha aportado nada a una reinvención de la AP.

    Por tanto, la AP, se ha establecido por inercia, sin previsión, racionalización y con miras a un proyecto de país. Como ejemplo, tenemos los datos proporcionados por la “Revista del Instituto Belisario Domínguez”, del Senado de la República, nos señalan que en el año 2000, existían 554 mil 197 plazas de la AP federal, para el año actual, son 660 mil 848, lo cual es un incremento considerable, y, más si se advierten las crisis de Estado y económica por las que atravesamos.

    Las secretarías de Estado y dependencias que más han incrementado sus plazas, son: Gobernación, Hacienda, Defensa Nacional, Educación Pública, Marina, PGR y Seguridad Pública.

    Estos datos nos reflejan, de manera evidente, que seguimos sin un proyecto a largo plazo; la definición de modelos políticos y económicos, para a partir de ellos, implementar las políticas públicas que requiere México para satisfacer sus necesidades y resolver su problemática.

    En cuanto a las administraciones en los entes federados o estados y municipios, el asunto es todavía peor, ya que son muy pocos los cuadros políticos capaces que tenemos en el país, que con las alternancias en el poder, se sigue improvisando, nota característica de la Administración Pública en el país, desde hace 200 años.

  4. España, referencia…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: