Posteado por: Alvarolopez50 | julio 2, 2011

Perspectivas de un mismo Calderón

Hablar de la figura presidencial de México debe de tener referencias muy concretas,  no podemos emitir un pensamiento al vuelo, de bote pronto y mucho menos cuando se trata de un personaje que trata de llevar en su intensión a Los Pinos la doctrina de González Morín y al Palacio Nacional construido con muros de poder donde no existe el ejercicio de la democracia.

Hoy Felipe Calderón Hinojosa personaje que demuestra carácter es víctima del “Estableshment” del sistema y de las oligarquías, de las que sus antecesores Ernesto Zedillo Ponce de León y Vicente Fox Quesada conocieron como muros impenetrables limitadores del ejercicio del poder absoluto y desorbitado que se ejercieron con perversidad en muchos periodos presidenciales anteriores como los de José López Portillo, Luis Echeverría y Carlos Salinas de Gortari.

Un personaje que promovió su campaña como “El Presidente del Empleo” no podrá jamás llevar con éxito su propuesta si no cuenta con el apoyo (incondicional) de los empresarios de su país. (Salinas lo intentó con el TLCAN  y conoció de cerca las oligarquías mundiales donde México siguió siendo el patio trasero de EUA).

Felipe Calderón le toca renunciar a un proyecto de continuidad oligárquica que se gesta desde épocas del mismísimo Lázaro Cárdenas, que rompe con un ejercicio disciplinado de gobierno doctrinario militar ejercido por Plutarco Elías Calles.

Felipe Calderón enfrenta un gobierno fuera del estado de derecho a un cogobierno que se redistribuye desde la salida de Carlos Salinas de Gortari y que Zedillo y Fox no logran entender hasta una semana antes de su salida al retiro obligado del destino.

Las prioridades de un México de Siglo XXI, están completamente acotadas por las urgencias de una nación criminalizada, fuera de la ley, oligárquica y repartida en miles de partes a lo largo y ancho del país, donde han fortalecido sus cotos de influencia empresarios, mercados, financieros, desarrolladores urbanos, gobiernos estatales y municipales…. todos producto de la ausencia por mucho tiempo de un rector soberano que ya no existe.

El Legislativo la gran medusa del control político real del gobierno (mas no del poder absoluto que radica a espaldas de los Congresos Federales y Estatales), mas las grandes empresas de la comunicación masiva, en manos de personajes que velan por sus propios proyectos y que no son muchos de ellos los intereses de una nación como México.

Felipe Calderón sabe que estos grandes muros que le limitan son permeables a la corrupción y al interés de cada oligarquía que los ha construido hace muchas generaciones y que siempre están ahí junto al PODER que representa el Presidente pero que no puede hoy ya gozar si no es parte de las mismas sociedades de la perversidad y de las doctrinas particulares (clero, banca extranjera, grandes consorcios empresariales internacionales, medios de comunicación, crimen organizado, comercio informal, sindicatos, etc.)

La reciente reunión en Chapultepec, escala de la “marcha de la paz”, de Javier Sicilia, que no tiene nada de diferente al reclamo de “Alejandro Martí” que le toca a Vicente Fox y que recibe la directriz de “¿Si no pueden?… renuncien…” solo son referencias del deterioro de las instituciones en manos de la burocracia, lejos de la sociedad que las construyó, edificó y a la larga contaminó.

Hoy el modelo de una nueva policía que desde el Gobierno Federal se edifica al frente del cuestionadísimo Genaro García Luna, o la vanguardia de una sociedad que en Nuevo León se lanza a la conformación de una Policía Ciudadana con otras perspectivas (Desde el Gobierno del Estado y donde la sociedad Neolonés participa) son prioridades urgentes que rebasan por mucho una lista interminable de prioridades muy importantes que deberán de esperar.

Poner en orden la casa, cuando los habitantes y la servidumbre no están dispuestos a dejar que alguien gobierne lo que ellos ya gobiernan, lo que ellos ya disfrutan es la clave de un personaje que quiere pero no puede, desea pero no logrará mas que portar la banda presidencial que otro confeccionó, otro plancho y otro tiene manera de repetir para este o cualquier otro habitante ocasional de Palacio Nacional o La residencia de Los Pinos.

En México el Presidente es Felipe Calderón, pero en el Gobierno de esta nación están personajes que no visitan por largas temporadas ni el Palacio Nacional o Los Pinos porque tienen su propia residencia en Insurgentes y Paseo de la Reforma… En México con residencia también en Paseo de la Reforma pero contra esquina del recinto de Los Senadores, está la BMV (Bolsa Mexicana de Valores) con el control de más del 70% Grupo Carso…

En México no muy lejos de Palacio Nacional en la siguientes esquina con un edificio que se denomina “Catedral Metropolitana”  el ejercicio político real desde un púlpito que controla a miles de sucursales distribuidas en todo el país con una supremacía de muchas otras iglesias doctrinales… ahí hay gobierno.

En cada central de abastos, en cada sindicato nacional (CFE, PEMEX, FETSE, SNTE, CTM, CROC, entre otros), en cada Secretaría de Gobierno, en cada Gubernatura, en cada rincón opaco que no se conoce y donde se ejerce el tráfico de influencias, el control de los procesos electorales, el PODER JUDICIAL y no en el STJN, sino en la Judicatura Federal y Estatales.

Requiem por una presidencia víctima al igual que Sicilia, Wallace o Martí donde los hijos de la revolución han sido asesinados por un movimiento que solo con grandes dosis y aplicación de violencia lograron someter al orden personajes mexicanos como Porfirio Díaz, Emiliano Zapapa, Francisco Villa y Plutarco Elias Calles.

Alvaro López

Anuncios

Responses

  1. Atando cabos Reflexiones sobre el diálogo

    El evento del jueves pasado no fue uno más en nuestra historia. Se equivocan quienes se desembarazan aprisa del esfuerzo de tener que pensar descalificándolo todo. Desde las antípodas ideológicas lo han festejado Enrique Krauze, que lo calificó como “uno de los actos más dramáticos y significativos” que ha presenciado y que nos recuerda que el sistema en el que nacimos “estaba construido en torno a la verdad oficial y al monólogo presidencial”, y Miguel Ángel Granados Chapa, que asegura que “algo cambió en la relación de gobernantes y gobernados” ese día porque “por primera vez en la historia estuvieron frente a frente, cara a cara, las víctimas y el poder”.

    —¿De qué se sorprenden? —dicen algunos—, así debería ser siempre. Así nunca ha sido, valdría la pena recordarles.

    Que sólo fueron palabras. La palabra nunca ha sido poca cosa porque sirve para construir la visión que tenemos del mundo y, por tanto, determina las acciones que emprendemos. Si cambiamos la definición de un problema cambiamos las acciones que suscita.

    Que no se ganó nada. El evento es un triunfo en sí mismo y si logra sacar de la oscuridad a las víctimas e imponer una política de la memoria y la reparación del daño se habrá dado un paso de gigante.

    Que el Presidente no se arrepintió públicamente. Tenía muchas razones para pedir perdón, no para asumir como propios los 40 mil muertos, pero sí por la criminalización de todas las víctimas, sí por los excesos y errores de las fuerzas federales, sí por los intentos de encubrir esos errores mintiéndonos y sí por la sordera y el rechazo de todo su gobierno frente a ese dolor que sienten o imaginan subversivo.

    Que no aceptó cambiar de estrategia. Imposible e impensable que lo hubiera hecho. Él cree en lo que hace y nos lo dijo con vehemencia. No vio ni ve otro camino. Pero oyó lo que le dijo Javier Sicilia, una y otra vez, y el efecto de esas palabras es por lo pronto una incógnita. Una de las condiciones de entrar a un diálogo genuino es apostar a que las razones de uno son tan fuertes y fundadas que terminarán por modificar la posición del otro. Terminarán sí, mas no borrarán de tajo y de inicio lo que el otro piensa como si sus posiciones no estuvieran, como las nuestras, arraigadas en una experiencia y en una visión del mundo.

    Que no se detendrán los muertos. Pedir lo imposible es lo propio del radical que busca el choque y no el cambio. El diálogo del jueves desafía a quienes se sienten cómodos en el enfrentamiento sin tregua de “los buenos” contra “los malos”. Disentir desde lo más profundo pero descubrir que al otro lo mueven intenciones loables es mucho más desafiante que imaginarlo intrínsecamente perverso. Dialogar no es traicionar ni transar y para mostrar un disenso de fondo no hace falta ni odiar ni recurrir a vociferaciones e insultos.

    Que ganó Calderón. Sí porque nunca lo habíamos visto defender de forma tan personal y con tanta convicción las decisiones que ha tomado y que han marcado a su gobierno y al país. Heroicas o equivocadas, son decisiones en las que cree y de las que se hace totalmente responsable.
    Vimos también algo de él que ya se sabía: su decisión de rodearse decolaboradores de poca estatura, incapaces de elevarse sobre su posición burocrática y conectar emocional e intelectualmente con sus interlocutores. Estaban ahí para ayudarlo y fue él el que acabó ayudándolos a ellos.

    Que el poder ya no es lo que era. Lo sabíamos, pero el Presidente con signos visibles de impotencia nos lo recordó: que se hacen cosas sin que se entere, que no basta con que él crea que alguien hizo algo para que lo encierren, que los gobernadores son virreyes que hacen o no hacen según su real gana.

    No sólo ganó Calderón, ganó Sicilia, que ha transformado su dolor en un motor fuerte y generoso al servicio de muchos. Ganaron las víctimas que ahora serán escuchadas por el Congreso y el Poder Judicial. Ganó la democracia y, por todo eso, ganamos todos.

    Denise Maerker: http://www.novedadesdetabasco.com.mx/noticia/73774/atando-cabos/
    http://www.eluniversal.com.mx/columnas/90345.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: