Posteado por: Alvarolopez50 | septiembre 24, 2012

Temas de Reflexión…. Rubén Zuno Arce

JAQUE MATE / Morir en prisión

Sergio Sarmiento

(21 septiembre 2012).-

“Es honorable ser acusado por aquellos que merecen ser acusados”.

Proverbio latino

Cuando se dio a conocer el fallecimiento de Rubén Zuno Arce, el cuñado del ex Presidente Luis Echeverría, en una cárcel de Florida, Estados Unidos, leí un comentario en la página electrónica de un diario que decía: “Una rata menos”.

El veredicto popular de culpabilidad parece firme, pero la información disponible sugiere lo contrario. Zuno parece haber sido víctima de una venganza de la Drug Enforcement Agency, la DEA, contra el Gobierno de México sin tener nada que ver con los crímenes que se le atribuyeron.

Zuno fue acusado de haber participado en los homicidios de Enrique Camarena, un agente de la DEA, y de un piloto mexicano, Alfredo Zavala. Las principales pruebas eran declaraciones de tres testigos protegidos, todos ex policías mexicanos, los cuales fueron aleccionados y pagados para presentar las declaraciones que quería la dependencia.

La otra prueba era el supuesto hecho de que el rancho en que fueron hallados los cuerpos era propiedad de Zuno. De nada sirvió que éste presentara documentos que demostraban que había vendido el predio con anterioridad y que no tenía control sobre él cuando ocurrieron los hechos. La posición del fiscal estadounidense, que el jurado aceptó sin cuestionar, fue que México era un país tan corrupto que cualquiera podía obtener documentos falsos. No hubo ningún intento de la autoridad por saber si realmente los registros que demostraban la venta del predio eran verdaderos.

Uno de los testigos, el ex policía federal Héctor Cervantes, se retractó posteriormente de su testimonio ante notario público. Afirmó que el fiscal del caso, Manuel Medrano, lo había presionado para declarar en contra de Zuno. Esta retractación no fue tomada en cuenta por las autoridades estadounidenses.

Los testigos no sólo incriminaron a Zuno sino también a los ex Presidentes Miguel de la Madrid y José López Portillo, así como al ex Secretario de la Defensa Juan Arévalo Gardoqui y al ex Secretario de Gobernación Manuel Bartlett. Los testimonios hablaban de una supuesta reunión, inspirada en escenas de El Padrino, en la que estos personajes tomaban decisiones como capos del narco. La historia, inverosímil desde un principio, demostró ser falsa porque era físicamente imposible que estos personajes hubiesen participado en tal encuentro. Ninguno de esos altos funcionarios fue acusado formalmente, pero nadie se preocupó por las mismas falsedades en el caso de Zuno.

Además de Zuno también fue procesado por el homicidio de Camarena el médico Humberto Álvarez Machain. De hecho, éste fue secuestrado en Guadalajara y trasladado ilegalmente a Los Ángeles, en Estados Unidos, para ser consignado, según se afirmó, por haber aplicado drogas a Camarena durante su tortura. Los tribunales, sin embargo, lo dejaron en libertad al encontrar que las acusaciones no tenían sustento.

Para la DEA el tema de Camarena se hizo “personal” más que jurídico. Poco importaba que no hubiera pruebas en contra de Zuno o de otros acusados. Muchos agentes de la DEA estaban convencidos de que el Gobierno mexicano estaba involucrado no sólo en el homicidio sino en el negocio del narcotráfico. Zuno era así un símbolo: un hombre que, por ser cuñado de un ex Presidente, representaba a un sistema político corrupto.

No se necesitaba más. Por eso Zuno permaneció 23 años en la cárcel y murió en ella este 19 de septiembre. El proceso nunca tuvo que ver con los actos de los que se le acusaba. Era una simple venganza contra el sistema político mexicano.

Y ahora resulta que muerto Rubén el sistema es el culpable:

Doloroso resulta ver el comentario de Sergio Sarmiento, que más que todo evoca a un sistema tétrico y muy benéfico para el Stableshment. (Oligarquía del Poder para el Poder). El comportamiento del mismo Rubén dejará mucho que desear, para quienes en Guadalajara, Jalisco a principios de los ochentas le ubicaron como una figura obscura ligada al poder de facto y al que servía o se servía del mismo para su propio provecho y esquemas personalísimos. No fue ni su propio cuñado o hermana quienes metieran en forma abierta las manos por el. Si Sarmiento sabe algo más que lo diga y si no que calle para siempre. Zuno Arce representa (por así decirlo) una época, eventos y cicatrices que en Guadalajara no desean ser recordadas. Descanse en paz Rubén Zuno Arce…. eso es lo único que debemos aceptar.

Los juicios de la historia son para personajes que demostraron con su ejemplo, proceder y hechos,  quienes merecen estar nuevamente en los editoriales o mesas de redacción de cualquier medio… creo que esta vez no es el caso. A.lópez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: