Posteado por: Alvarolopez50 | marzo 1, 2015

La humildad…. esa palabra…

La Humildad... esa palabra que no se me da...

La Humildad… esa palabra que no se me da…

Esta palabrita LA HUMILDAD

Esta palabrita LA HUMILDAD

Ser humilde la cuestión

Ser humilde la cuestión

La Humildad ES DE GRANDES

La Humildad ES DE GRANDES

Cuestionado con el tema en una conferencia celebrada en UNIVER dentro del panel del Colegio de Periodistas de Jalisco hace unos días, mi respuesta fue un contundente ¡NO, NUNCA…!! Asunto que paralizó la audiencia y que fue complementado con atributos que debe desarrollar un periodista en este siglo XXI. Creo que confundí desempeño y lo vestí de arrogancia, ego y orgullo, los que exponen una figura que nada tiene que ver con la humildad.

La humildad es la virtud que consiste en conocer las propias limitaciones y debilidades y actuar de acuerdo a tal conocimiento. El término proviene del vocablo latino humilitas.

Es una característica propia de los sujetos modestos, que no se sienten más importantes o mejores que los demás, independientemente de cuán lejos hayan llegado en la vida.

Las personas que viven su vocación plenamente, por ejemplo, suelen caracterizarse por mantenerse alejadas de las tendencias de la moda, refugiadas en su propio mundo, estudiando o preparándose durante largas horas y disfrutando de su vida de una manera auténtica. Si alguien se dedica a una disciplina con todas sus energías, es esperable que cumpla una serie de metas personales y que pretenda compartir la felicidad que esto le provoque con sus seres queridos, dado que somos una especie social.

La interacción del periodista en la sociedad, en su conjunto, en los esquemas donde la noticia, los hechos y las acciones se desarrollan exigen personalidad, dinamismo, decencia… donde la humildad es puesta a prueba en todo momento….

La gente distorsiona el concepto de humildad, convirtiéndolo en un servicio que consiste en no compartir con los demás aquellos logros que puedan herir su orgullo por no haber conseguido algo semejante.

La palabra humildad también puede utilizarse como sinónimo de pobreza, de falta de recursos. Esto se puede apreciar en las frases “una persona humilde” o “un barrio humilde”. Cabe mencionar que este uso suele tener una connotación positiva.
Por lo regular el periodista proviene muchas veces de escalas humildes hablando de clases sociales… su desempeño le exige trabajo arduo constante, estudio, especialización en temas, cultivarse para ir destacando con su trabajo, sus notas, sus contenidos… es un generador de información a partir de los hechos.

En el camino las virtudes como la humildad serán puestas a prueba y en cualquier momento esa humildad en el trato se convierte en otros contextos que la misma carrera le exige, ya que a los humildes muchas veces se les desprecia, se les humilla y se les hace a un lado…

El término humildad (deriva del latín «’hŭmĭlĭtas, ātis, f. humilis’»,) tiene varias acepciones: como virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades, como bajeza de nacimiento -de clase baja u origen pobre-, y como sumisión. se aplica a la persona que tiene la capacidad de restar importancia a los propios logros y virtudes y de reconocer sus defectos y errores.

Un periodista no es un personaje sumiso, al contrario es un meticuloso de la información, su pasión por la verdad es un elemento que lo saca de la pobreza especialmente del espíritu por la audacia de ir tras la verdad… Un periodista es un incansable individuo que antepone a su familia, su vocación… se entrega sin miramientos a la profesión de informar.

El periodismo hoy cuenta con miles de recursos para lograr ese objetivo… y es la misma audiencia, la misma comunidad la que engrandece su trabajo, la que lo eleva, lo marea y la que hace que como personas muchas veces se pierda el piso, lo que convierte al periodistas en personaje y a la vez en el focus del tema… pasa de ser el informante al informado… pasa a ser la nota…

Ante la audiencia que se conformó en el auditorio de la UNIVER este 27 de Febrero de 2015, rectifico que un periodista podrá se humilde, sería un gran logro en la conquista de los demonios que llevamos dentro quienes en el desempeño de nuestros medios, columnas, foros de exposición hemos encontrado cobijo y protección ante una sociedad vil, agresiva, incongruente, muchas veces incómoda, exigente, pocas veces culta y a la vez dentro de sus ausencias de conocimiento (Lo que las hace incultas), un exacerbado orgullo que se viste de prepotencia.

El periodismo es un ejercicio que se conoce, domina y evoluciona en la calle, paso a paso y en la banqueta… se nutre en bibliotecas y miles de lecturas que informan, documentan y exigen ir por más, por averiguar más, por saber más… en una visión de ser un referente válido, una opinión de valor, un periodista de prestigio, de raza, de abolengo, de conquista por su propios medios…

Creo con esto contestar la pregunta a la que fui increpado y a la que mi respuesta fue un contundente “NO. NUNCA..” que ha sido mi caso personal.

FACEBOOK EDICIONES ICONO


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: